SOCINORTE apoya las reivindicaciones de los residentes de Medicina Preventiva y Salud Pública: «es hora de reconocer la importancia de la Especialidad»

La Sociedad Norte de Medicina Preventiva y Salud Pública (SOCINORTE) se une a la llamada de atención hecha por los Residentes de Medicina Preventiva y Salud Pública en relación con la necesidad de reconocimiento y apoyo a esta especialidad fundamental en el ámbito sanitario.

La Asociación de Residentes de Medicina Preventiva y Salud Pública (Ares-MPSP) demanda abordar la brecha económica entre esta especialidad y otras, solicita la posibilidad de realizar durante el primer año de residencia los MAC (módulos de atención continuada) de forma telemática si se está realizando el máster en una ciudad distinta a la de la Unidad Docente y ayudas económicas para el desplazamiento y alojamiento a aquellos residentes que han de desplazarse durante el máster.

La Medicina Preventiva y Salud Pública (MPSP) juega un papel crucial en la salud de la población, y sin embargo, ha sido una de las especialidades menos demandadas en el MIR. Esto refleja una falta de comprensión generalizada sobre su relevancia y la necesidad de su presencia en el sistema sanitario y en la sociedad en general.

«Es importante tratar una enfermedad cuando aparece, pero también lo es prevenirla, evitar que aparezca», declara la presidenta de la Sociedad Norte de Medicina Preventiva y Salud Pública, Itziar Lanzeta. “La prevención tiene un fuerte impacto en el bienestar físico y emocional, económico y social a nivel individual pero también para toda la sociedad.”

SOCINORTE respalda las demandas planteadas por la Asociación de Residentes de Medicina Preventiva y Salud Pública (Ares-MPSP), que incluyen abordar la brecha económica entre esta especialidad y otras, así como proporcionar apoyo económico para aquellos residentes que deben desplazarse durante el máster. Asimismo, abogan por el reconocimiento de la especialidad como requisito o mérito en oposiciones de Salud Pública y Administración Sanitaria, así como por evaluar periódicamente las Unidades Docentes para garantizar la calidad de la formación de los residentes.

Lanzeta insiste en que “es fundamental aumentar la presencia de la Medicina Preventiva y la Salud Pública en las aulas y dar a conocer su importancia interdisciplinaria y transversal. Para ello, las Facultades de Medicina se deben comprometer a que la asignatura de MPSP sea impartida por especialistas, además de ofrecer la posibilidad de que el estudiantado de Medicina realice prácticas en MPSP. Es de relevancia abordar los problemas crónicos que enfrentan los residentes, como la precariedad laboral y la falta de reconocimiento en el acceso a puestos de trabajo. Es hora de reconocer el valor de la Medicina Preventiva y Salud Pública y brindar el apoyo necesario para su desarrollo y crecimiento en el sistema sanitario».