EXPERIENCIA DEL PERSONAL DE ENFERMERIA ANTE LA CAMPAÑA DE INMUNOPROFILAXIS DE NEONATOS FRENTE A VIRUS RESPIRATORIO SINCITIAL

Autores: Ledo-Varela MT, Fernández-Acerera S, Rodríguez-Vicente MN, Junquera-Lorenzo P, Alonso-Prieto T, Berbel C.

Abstract: EXPERIENCIA DEL PERSONAL DE ENFERMERIA ANTE LA CAMPAÑA DE INMUNOPROFILAXIS DE NEONATOS FRENTE A VIRUS RESPIRATORIO SINCITIAL


INTRODUCCIÓN
El 1 de octubre 2023, Castilla y León inició la campaña de inmunoprofilaxis pasiva con el anticuerpo monoclonal IgG1κ humano frente al virus respiratorio sincitial (VRS). Dicha campaña estaba dirigida a los neonatos nacidos a partir de esa fecha, así como a los nacidos desde el 1 de abril de ese mismo año, para lo cual se realizó un catch up de dicho grupo. Aunque la campaña aún no ha finalizado, se han publicado datos parciales de la efectividad de dicho anticuerpo monoclonal, pero apenas se ha escrito acerca de la aceptación por parte del personal sanitario implicado en su administración.

OBJETIVO
Conocer las percepciones del personal de enfermería encargado de la administración de anticuerpo monoclonal en un grupo hospitalario.

MATERIAL Y MÉTODOS
Se realizó un estudio multicéntrico en hospitales pertenecientes a un mismo grupo, de Zamora, Palencia, Valladolid y Segovia. Para ello, las enfermeras encargadas de la administración del anticuerpo monoclonal contestaron a una encuesta diseñada ad hoc.

RESULTADOS
Se obtuvo respuesta de 12 enfermeras. El 75% contestó que había tenido suficiente información antes del inicio de la campaña, sin embrago el 25% restante dijo que hubiese querido más información. Todas consideraron que la administración del anticuerpo monoclonal era sencilla, y ninguna tuvo constancia de efectos adversos inmediatos, ni referidos posteriormente por los progenitores. El 75% declaró que los padres aceptaron la inmunización son problemas, sin embargo, hubo casos en los que los progenitores fueron muy reticentes o incluso llegaron a oponerse a la inmunización. En relación al catch up realizado, un 80% de las encuestadas afirmaron que todos los padres con los que contactaron acudieron a su cita. El 66,6% de las enfermeras reportaron que los progenitores no conocían la campaña de inmunización previamente, reclamando incluso mucha información en un 8,3% de los casos. De los progenitores que ya conocían la puesta en marcha de la campaña, declararon que la principal fuente de información fue su pediatra de atención primaria.

CONCLUSIONES
Según los resultados de este estudio, la aceptación de esta campaña por parte de la enfermería ha sido muy buena, aunque un porcentaje de ellas reclama que les gustaría haber recibido más información previa al inicio de dicha campaña. La percepción de la aceptación por parte de los progenitores ha sido buena, aunque cierto número de progenitores no habían recibido la información que ellos consideraban adecuada, y la demandaron en el momento de la administración del anticuerpo monoclonal a sus hijos. Cuando se pongan en marcha este tipo de campañas de inmunización poblacional tan novedosas se recomienda un esfuerzo en la transmisión de la información para que llegue a todos los actores implicados, tanto sanitarios como progenitores, de una manera eficiente.

PALABRAS CLAVE:
VRS, anticuerpo monoclonal, enfermería