El abordaje One-Health como solución ante las amenazas sanitarias del siglo XXI

Dr. José Antonio Oteo: “antes o más tarde, aunque no estamos seguros del agente implicado, ni cuál será la vía de contagio, tendremos una nueva epidemia/pandemia. El riesgo es inminente”

El reconocido experto en Salud Pública, José A. Oteo Revuelta, viceconsejero de Salud del Gobierno de La Rioja y ex jefe del departamento de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario San Pedro, ha ofrecido una conferencia  sobre el abordaje One-Health en el marco del VIII Congreso SOCINORTE que se celebra en Valladolid en el Palacio Conde Ansúrez.

El abordaje One-Health, que busca integrar la salud humana, animal y ambiental para afrontar los retos de Salud Pública, fue el eje central de la conferencia del Dr. Oteo Revuelta. Esta conferencia es especialmente relevante en un contexto donde las amenazas sanitarias son cada vez más complejas y globales, lo que hace que este enfoque interdisciplinario cobre una relevancia crucial.

Durante su intervención, el Dr. Oteo Revuelta resaltó la importancia de la coordinación entre diversos actores, incluyendo administraciones, profesionales sanitarios, investigadores y la industria farmacéutica, para prevenir y controlar la aparición de enfermedades zoonóticas, la resistencia antimicrobiana y garantizar la seguridad alimentaria.

Sin despreciar ningún proceso, las amenazas actuales, provienen fundamentalmente de virus ARN de origen zoonótico. Éstos, bien directamente desde un animal o mediante un artrópodo se pondrán en contacto con el hombre (a veces a través de otro animal intermediario). Este agente, logrará adaptarse (Spillover) y serán factores como el comercio, el cambio climático, los movimientos migratorios, las conductas sociales, las guerras, la hambruna… y los viajes (mundo globalizado) los que se encargarán de su expansión.

Para disminuir riegos, y en referencia a las zoonosis emergentes, es fundamental realizar una correcta vigilancia epidemiológica en las fuentes, aplicando técnicas para la detección de agentes infecciosos y estudios computacionales y de otros tipos que evalúen el riesgo de Spillover y expansión.  Hay que anticiparse y actuar en estas primeras fases. Si estas medidas fallan y se detectan infecciones, el abordaje clásico de un diagnóstico precoz, tratamiento y aislamiento, sigue siendo el abordaje correcto. Si estas medidas de contención no son suficientes, en función del agente y gravedad del cuadro clínico, habrá que escalar en las medidas como ha sucedido en la reciente pandemia de la COVID-19.  También se debe aprovechar la generación de conocimiento adquirida en los últimos años con el desarrollo de fármacos, vacunas, anticuerpos monoclonales a la carta, lucha biológica contra los artrópodos… para la contención de las amenazas.

«El abordaje One-Health es sinónimo de coordinación», destacó el Dr. Oteo Revuelta. «Para minimizar los diferentes riesgos de brotes, epidemias y pandemias, es fundamental una acción concertada y campañas de promoción de la salud para fomentar la corresponsabilidad ciudadana».

La Universidad de Valladolid Liderando la Iniciativa ‘One Health’

Por su parte, la doctora Marta Hernández Pérez, profesora titular de Universidad en el Área de Microbiología de la Universidad de Valladolid, insistió en que “este enfoque se define como la colaboración interdisciplinaria entre profesionales e instituciones de la Salud Pública, la Sanidad Animal y otras disciplinas relacionadas, para obtener beneficios en salud y bienestar humano y animal, así como en servicios ambientales, que van más allá de lo que cada parte podría lograr individualmente.”

El 60% de todos los patógenos humanos conocidos son zoonóticos, y representan el 75% de todos los patógenos emergentes en humanos. En la actualidad, las líneas prioritarias de acción mundial dentro de la estrategia One Health incluyen la rabia, los virus zoonóticos de la influenza y la resistencia a los antimicrobianos.

Desde el área de Microbiología de la Universidad de Valladolid, se contribuye al conocimiento de estas líneas a través del estudio del genoma microbiano en virus de la gripe, SARS-CoV-2, otros virus respiratorios y la resistencia bacteriana a antibióticos. Se han secuenciado cerca de 50.000 genomas víricos, 10.000 genomas bacterianos y más de 5.000 muestras para determinar la microbiota. Se destaca que el 67,7% de los genomas bacterianos estudiados son multirresistentes, principalmente en enterobacterias, Staphylococcus y Pseudomonas. Entre las familias de antibióticos, se encontró resistencia principalmente a aminoglucósidos, beta-lactámicos y tetraciclinas.

Se subraya la importancia de consolidar asociaciones y unificar esfuerzos para mejorar la eficiencia de la Salud Pública. Se agradece la participación de los Servicios de Microbiología de los hospitales del SACyL en la recopilación de muestras y elaboración de datos epidemiológicos del paciente.