PRECAUCIONES ESTÁNDAR E HIGIENE DE MANOS TRAS UNA PANDEMIA. UN LARGO CAMINO PARA LA PREVENCIÓN DE LAS INFECCIONES ASOCIADAS A LA ASISTENCIA SANITARIA.

Autores: José Luis Carretero Ares; Marta Mateos Mazón; Ana Isabel González Iglesias; Marian Pinto Álvarez; Luis Solis González; Mar Martínez Suárez

Abstract: PRECAUCIONES ESTÁNDAR E HIGIENE DE MANOS TRAS UNA PANDEMIA. UN LARGO CAMINO PARA LA PREVENCIÓN DE LAS INFECCIONES ASOCIADAS A LA ASISTENCIA SANITARIA.

INTRODUCCIÓN La higiene de manos (HM) constituye la piedra angular de la prevención de las por infecciones asociadas a la atención sanitaria (IRAS) y una de las precauciones estándar más eficaces. En los últimos años, se ha demostrado que la técnica de los cinco momentos de HM descrita por la Organización Mundial de la Salud (OMS) salva vidas y ha evitado la transmisión cruzada de IRAS, en organismos multirresistentes especiales (BMR).
Sin embargo, a pesar de los recordatorios, la formación proporcionada y la concienciación social, especialmente durante los años de la pandemia, el grado de cumplimiento de HM sigue siendo muy bajo. Esta medida, junto con otras acciones coste-efectivas, como el uso de antibióticos adecuados, podría reducir el número de infecciones asociadas a la asistencia sanitaria

METODOLOGÍA Estudio descriptivo transversal (abril-mayo) de observaciones de cumplimiento de la higiene de manos, entre los años 2015 a 2019, y 2021-2023 en un hospital de 3º nivel del norte de España de 1.039 camas, con 4.500 trabajadores sanitarios, y su relación con las infecciones asociadas a la asistencia sanitaria. Las IRAS se obtuvieron por los Datos del Estudio de Prevalencia de Infecciones Nosocomiales en España (EPINE)

RESULTADOS La incidencia de IRAS si bien ha experimentado fluctuaciones durante los años de pandemia por COVID 19, presenta una tendencia decreciente del 17,32 en 2015 al 11,71 en 2013. En cuanto a la HM, si bien el cumplimiento se incrementó notablemente en 2019, en torno a un 60%, el resto de los años presenta un cumplimiento subóptimo con oscilaciones, siendo del 32,13% durante el 2013. No parece haber relación directa entre el grado de cumplimiento de HM y la prevalencia de BMR.

CONCLUSIONES Los programas de prevención de infecciones hospitalarias y comunitarias deben centrarse en el agua, el saneamiento y la higiene. A excepción de 2019, que se acerca a los límites mínimos de la OMS (60%), el resto de los años analizados reflejan un cumplimiento subóptimo de la HM. Las IRAS muestran una tendencia a la baja con fluctuaciones desde el inicio del estudio. Se deben reforzar:
*Actividades relacionadas con HM, que garanticen una mejora de su cumplimiento.
*Conocimiento de otras precauciones estándar.
*La revisión de algunos protocolos, para evitar la aparición de IRAS y de otras infecciones asociadas a gérmenes multirresistentes, que representan uno de los mayores problemas en Salud Pública.